Leer: Descubrir nuevas formas de aprender

Una breve conversación con Arnulfo de Santiago

Arnulfo de Santiago

Es importante leer “por la belleza de las palabras, que nos permiten nombrar lo existente y lo abstracto, y luego repetirlo y guardar memoria de ello”.

—— * ——

Arnulfo Uriel de Santiago Gómez es profesor e investigador en la Universidad Autónoma Metropolitana. Su clase de investigación es básica y documental, especializada en nuevos libros y prácticas lectoras en México Independiente. Ha escrito introducciones para libros de cuentos, estudios clásicos y poesía.

—— * ——

 

La lectura es una forma de experimentación, una nueva manera de conocerse a sí mismo y a los demás. Esto permite a la mente aprender y adueñarse de diversos mundos para, por fin, expresar y transmitir conocimientos novedosos. A eso se dedica Arnulfo Uriel de Santiago, a sumergirse en los libros para  comunicar sus hallazgos.

 

edebé: Arnulfo, ¿qué puedes decir acerca de ti?

 

Arnulfo: Cuando mis sobrinas me preguntan que a qué me dedico yo les contesto que doy clases de periodismo, pues he sido periodista. Sin embargo, ellas me replican que soy historiador y escritor; entonces, les tengo que explicar que soy historiador, pues lo acabo de estudiar y que escribo cuando me lo piden. Además, he dado clases a niños en casi todos los grados. Colecciono libros y juguetes, que es lo primero que ellas buscan cuando llegan a mi casa…

 

edebé: ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?

 

Arnulfo: Francamente no. En la casa estaban los primeros libros de texto gratuitos, los de la Patria: “Ese oso se asea así”, “Mi mamá me mima”. También había enciclopedias españolas con capítulos para niños, de esas que se compran en plazos a vendedores que van de puerta en puerta. En ellas encontraba poemas como “El mundo era mío, en él yo jugaba. Era mío todo cuanto me rodeaba…”, leyendas, relatos con personajes que andaban en la selva o en los polos en medio del frío, los pingüinos y los iglús.

 

edebé: ¿Recuerdas algún momento familiar o una anécdota relacionada con tus inicios como lector?

 

Arnulfo: Más que lector era narrador. Si bien dudo mucho que mi mamá me  escuchara, de regreso de su trabajo como maestra, sí soportaba que su hijo pequeño inventara y sumara palabras sin “ton ni son”, actividad que la dormía.

Un hermano mayor llega todavía a vanagloriarse de haber sido él quien me ganó para la lectura, cuando lo acompañaba a la pequeña sala de la a lectura de la catedral de Aguascalientes, donde tenían colecciones de historietas.

 

edebé: Con base en tu experiencia como lector, ¿qué sugerencia harías a un padre de familia para leer con sus niños?

 

Arnulfo: Les sugeriría que leyeran para ellos mismos, que encuentren textos que puedan gustarles, que traten de ligarlos en sus actividades diarias. Primero, conversar acerca de lo que han leído, de historias o personajes atractivos; después, hacer lecturas prácticas, recetas, instructivos, acompañar a sus familiares pequeños en sus tareas; por último, jugar con textos, ya sea chistes, refranes trabalenguas, adivinanzas, poemas… ¡Despreocúpense!

En la variedad está el gusto. No hay que temer a lo comercial como los personajes del cine o la televisión… hay lugar para todos. Sobre todo hay que mostrar la riqueza que hoy ofrecen los ilustradores para niños o jóvenes, la propia diversidad de temas. Hay cuentos tradicionales grabados que los niños aman repetir, escuchar una y otra vez. Cada quien sabrá encontrar lo que requiere en momentos diferentes.

Tengan confianza en su propio juicio. Lo que a ustedes les guste, pienso, tiene más oportunidades de ser ofrecido a la lectura de otros. Y aventúrense a compartir nuevas maneras de leer: ¿cómo pedir a los otros que aprendan algo nuevo si nosotros mismos decidimos no movernos de lo que conocemos?

 

edebé: En tu opinión, ¿por qué es importante leer?

 

Arnulfo: Porque nuestra propia experiencia directa es insuficiente para darnos noticia del mundo.

Porque abre nuevas posibilidades al entendimiento: es una puerta hacia otras maneras de pensar, facilita diferentes formas de mirar y de aproximarnos a todo aquello que nuestros sentidos no alcanzan.

Por la belleza de las palabras, que nos permiten nombrar lo existente y lo abstracto, y luego repetirlo y guardar memoria de ello.

Porque leer nos permite jugar y olvidar nuestras propias preocupaciones.

 

Conoce más sobre la obra de Arnulfo de Santiago:

• “Conquista y evangelización” en Letras para la infancia. Libros de México. México. 1970.

• “Introducción” en Campanitas de Plata. Patria. México. 2003.

• “Introducción” en Cuentos del mundo. Patria. México 2003.

• “Introducción” en Fábulas. Patria. México 2003.

• “Introducción” en Los mejores cuentos para niños. Patria. México. 2003.

• “Introducción” en Poesías. Patria. México. 2003.

• “Lectura y Catecismo en México: una edición francesa, 1830-1881” en La memoria de los libros. Estudios sobre la historia del escrito y la lectura en Europa y América. Instituto de Historia del Libro y la Lectura. España. 2003.

Deja un comentario