Leer: Una manera de compartir la imaginación

Una breve conversación con Teresa Martínez

Teresa Martinez

“Tengo la ‘terrible’ costumbre de comer, dormir, soñar y dibujar… dibujar mucho”.

—— * ——

Las lecturas de la infancia dejan huellas profundas y perdurables, como ocurrió con Teresa. Ella es una joven ilustradora nacida en Monterrey, México. Estudió diseño grafico en Arte A. C., una institución integrada al Tecnológico de Monterrey y no ha dejado de aprender y viajar. Ha trabajado en publicidad y con diferentes editoriales, entre ellas Edebé. Ya ha recibido varios reconocimientos, por ejemplo, la mención honorífica en 2010 en el Primer Catálogo Iberoamericano de Ilustración y mención honorífica en la 19º edición del Catálogo de Ilustradores del CONACULTA. Recientemente comenzó su carrera como autora y pronto publicará varios títulos propios.

—— * ——

 

A veces es posible notar las marcas que la lectura ha dejado en las personas: algunas son tenues, como las de una acuarela demasiado diluida sobre un papel; otras son indelebles, como las de la tinta que fija las letras en un impreso o que corre y permanece en la ropa cuando los bolígrafos se rompen.

Conversamos con Teresa y pudimos notar que están grabados en su personalidad y trabajo historias y momentos agradables que vivió de niña relacionados con la lectura.

 

edebé: ¿Recuerdas cuál fue el primer texto que leíste?

 

Teresa: Probablemente no sea el primero, pero del que tengo recuerdo es Azul Rey, un cuentito ilustrado de bolsillo, muy sencillo. Y tampoco me es difícil recordar la portada, era un rey de color azul rey.

Recuerdo que cada tanto mis padres me llevaban a mí y a mis hermanos a una librería antigua que estaba en el centro de Monterrey y al entrar nos decían “elijan un libro cada quien”, y yo me emocionaba mucho, era como entrar a un mundo nuevo cada vez. A pesar que la librería era grande la sección infantil constaba de uno o dos anaqueles. Los libros pueden parecerme ahora muy simples (¿Azul Rey?) pero nuestra imaginación era grande. Luego en casa todos intercambiábamos libros y enriquecíamos las historias.

 

edebé: Desde ese entonces has leído bastante, ¿qué sugerencia harías a un padre de familia, una abuela, un hermano mayor, etc., para leer con sus niños?

 

Teresa: Que el libro es una porción y la otra porción es la imaginación del lector, y leer en voz alta es una experiencia muy enriquecedora. Cuando releo alguno de esos libros, puedo escuchar la voz de mi madre en mi mente, su entonación y la emoción que le aportaba en tal o cual párrafo. Leyendo en voz alta a los niños comparten no sólo el texto si no su imaginación.

 

edebé: En tu opinión, ¿por qué es importante leer?

 

Teresa: Los libros, aparte de divertir y darnos conocimientos, nos permiten soñar, idear, nos aportan valores y actitudes para poder vivir mejor. Y quien sabe, quizás algún día necesites una sonrisa y la encuentres como yo recordando aquel rey azul rey.

 

Conoce más sobre el arte de Teresa Martínez en:
www.teresa-mtz.com

Comments

Deja un comentario